Hemos recibido muchos comentarios y dudas acerca de qué se hará con respecto de las horas extras,  que los trabajadores deberán cubrir  debido alas faltas generadas  por la epidemia de influenza A H1N1; esto nos preocupa mucho; por lo que hemos investigado un poco y encontramos la siguiente información que creemos será del interés de muchos trabajadores:

“La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) señaló ayer que será decisión únicamente de patrones si los días no laborados se tomarán a cuenta de vacaciones o los empleados deberán reponerlos con horas extra.

El sustento legal radica en el artículo 31 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), que señala que el empleado está obligado a prestar el servicio según lo pactado en el contrato o relación laboral.

De no ser así, quedan obligadas “las consecuencias que sean conformes a las normas de trabajo, a la buena fe y a la equidad”, refiere dicho artículo.(…)

Existen excepciones que deben ser tomadas en cuenta.

  • Por ejemplo, si el patrón notificó a sus trabajadores sobre la suspensión laboral, es decir, emitió la orden, legalmente sí está obligado a cubrir íntegramente el salario y prestaciones de sus empleados.
  • De no ser así, el trabajador puede apelar a la aplicación de la ley contra el patrón por un descuento indebido, ya que había una autorización previa que lo ampara, dice el abogado.
  • Otro supuesto es cuando el empleador notifica a los trabajadores de la no asistencia y les dice que esta acción va a causar un descuento en el salario.
  • En ese momento el trabajador tiene la facultad de decidir si se presenta a trabajar o no, ya que es una situación contra su voluntad que lo perjudica en la percepción de su ingreso.
  • “El patrón no puede decidir unilateralmente decretar la inasistencia, porque el subordinado tiene derecho a decidir si trabaja o no, ya que se trata de su modus vivendi. Si el empleado es obligado a faltar, entonces regresaríamos al supuesto anterior”, aclara Hugo López.

JUSTIFICACIÓN MÉDICA:

Muchos trabajadores acudieron a instituciones privadas, donde fueron diagnosticados.

En este supuesto este documento particular debe ser presentado ante el patrón, para que sea reconocido como un comprobante de faltas justificadas que no traigan consecuencias negativas.

“De nuevo, legalmente el patrón puede exigir que se le presente un justificante del IMSS, pero habrá que apelar a su sensibilidad y hacerle entender los riesgos de contagio que supone en este momento acudir a un hospital público”, señaló el abogado López Medrano.

La información de esta nota la pueden consultar en este enlace:

cnnexpansion.com/mi-carrera//04/trabajadores-fragiles-por-influenza

De cualquier manera les dejamos el teléfono de la PROFEDET: 01 800 911 78 77.

Y SU PÁGINA EN INTERNET: profedet.stps.gob.mx

Saludos y Mucha suerte