ACTUALIZACIÓN: (11 DE MAYO 2009)

El Instituto de Biotecnología está en posibilidad de apoyar, con tres grupos científicos, la emergencia sanitaria que vive el país.

Sus investigadores, explicó en entrevista Carlos Arias Ortíz, director de la mencionada instancia universitaria, pueden caracterizar molecular y geneéticamente el nuevos virus de la influenza AH1N1.

Así mismo, son capaces de hacer pruebas diagnósticas y producir en sus laboratorios una mayor cantidad de dosis del medicamento Tamiflu, si se obtienen las licencias necesarias de las farmacéuticas propietarias de las patentes. (…).

(…) En el Instituto de Biotecnología, en el laboratorio de Francisco Bolívar Zapata, se trabaja en la síntesis de Tamiflu a través de bacterias. Se trata de un fármaco eficiente que se utiliza para combatir la influenza A H1N1. En colaboración con químicos de la Universidad Autónoma del estado de Morelos, se desarrolla un protocolo para producir el antiviral utilizando la biotecnología. (…)

Bibliografía : LÓPEZ Patricia: Tres grupos científicos en Biotecnología, Suplemento Especial VII, acciones contra la influenza, Gaceta UNAM, 7 de mayo de 2009, número 4,156.

 

Posiblemente usted ya escuchó que la vacuna contra este nuevo virus, tardará algún tiempo, sin embargo, es importante el saber por qué…

Científicos canadienses, del Laboratorio Nacional de Microbiología, en Winnipeg, han establecido la secuencia genética  del virus de influenza humana A H1N1; esto sirve para establecer su origen, cómo muta y cómo se propaga.

Si bien es cierto que este es un paso muy importante, eso no significa que la vacuna estará ipso facto, sino que se va avanzando.

Recordemos que llevará tiempo su producción y su distribución, no obstante se tienen datos de que el número de vacunas producidas no serán suficientes para todos. Se tiene capacidad para producir hasta 2,000 millones de vacunas.

Esperemos que si bien no son suficientes, nosotros tenemos un arma muy poderosa: LA HIGIENE.